Sueldo ético en Chile: ¿Qué se puede hacer con el mínimo?

ffuentes:

Desde hace un par de años, tanto la Iglesia Católica y los sectores políticos tanto de izquierda como derecha han debatido algo que en Chile es muy chocante, las diferencias sociales y cómo poder “nivelar la cancha”.

Una de esas nivelaciones parten por los ingresos que reciben los más pobres. En Chile el sueldo mínimo es de $165.000, unos 240 euros o 300 dólares con los cuales una persona debe sacar adelante un mes de vida. El problema es que no son pocos aquellos que son el único sustento de su familia y, en un país donde en una misma oficina una persona puede ganar perfectamente 10 o más veces lo que gana otra, es algo muy brutal.

De ahí nació la idea del sueldo ético, porque no puede ser que dos personas diferentes vivan en una desigualdad tan grande. Al parecer el debate sobre el sueldo ético que ha durado ya un par de años está llegando a su fase terminal y es Sebastián Piñera, el presidente de Chile quien ha propuesto llevar a cabo una iniciativa para que, por medio de subvenciones y alzas en beneficios ya existentes este número pueda aumentar para que las personas subsistan a partir de una base mínima y decente.

El piso no es por trabajador, sino para una familia (una de padre, madre y 3 hijos) y será de $250.000 (365 € o 460 dólares).

La pregunta que yo me hago es si esto es realmente ético o no. Yo creo que no, es una ayuda positiva pero no es exactamente ética porque las personas más pobres seguirán viviendo en condiciones indignas mientras otros no saben en qué gastar lo suyo, así que lo que me propongo hacer es calcular qué se puede hacer con el sueldo ético y sobre todo, qué no.

Costo de la vida:

  • El arriendo:

Afortunado es el pobre que tenga su propia casa, pero la mayoría de los pobres no tienen su propia casa, de lo contrario quizás no lo serían y aquellos que la han tenido han visto sus vidas convertidas en parte de un gueto. Así que el pobre por regla general arrendará o rentará una casa preferentemente en un barrio sencillo.

El arriendo no puede ser de menos de $80.000 pesos y eso si tienes suerte, así que hazte la idea de que una familia pobre con el sueldo mínimo gasta al menos 100.000, más de la mitad de su sueldo, al menos en pagarle al casero (suponiendo que sólo uno de ellos trabaja), con el sueldo ético se desahogarían un poco, destinando sólo el 40% de su ingreso a aquello.

  • Cuentas básicas:

Vamos a tomar en cuenta que necesitamos pagar el agua y pagar la luz (electricidad). El teléfono lo evaluaremos aparte.

El agua en Santiago incluye cargos de tratamiento de aguas que encarecen algo la cuenta pero el costo total suele estar (entre cuentas que yo he visto y testimonios de otros) en unos $10.000 o $12.000.

La electricidad nos costaría un poco más, comparando, no se podría estimar en menos de 22 o 25 mil pesos.

Sacando las cuentas ya nos quedan unos $115.000 y tenemos esposa y tres hijos.

  • Alimentación

El rubro más importante de todos:

Para esto tenemos que hacer una canasta lo más barata y sencilla posible, lo ideal para hacer rendir el dinero sería comprar a granel y nunca en un almacén ciertas cosas (dado que compran lo mismo que los supermercados a precios más caros)

Las pastas y el arroz serán nuestra base, tratando de incorporar pollo, carne y verduras por supuesto.

Con dos paquetes de tallarines podemos alimentarnos los 5, cada uno a 400 pesos eligiendo un paquete de los más simples, una bandeja pequeña de carne molida costará 1200 o 1300 y una salsa de tomate a 300 o 400 pesos más, 2000 pesos en un almuerzo (la comida del mediodía). Eso claro, sin contar el aceite que te puede costar unos 1.500 o 2.000 pesos pero que tendría que ser prorrateado para sacar el costo de una comida diaria.

Al final concluimos que el costo de un almuerzo o de una cena sencilla para cinco ronda los 2.500 x 30 = $75.000 dado que si bien no siempre gastarás lo mismo, algunas veces tendrás que recurrir a comprar insumos como el aceite o cosas así.

El kilo de pan no cuesta menos de $1.000, en una familia de cinco, esto apenas alcanza para cubrir la necesidad del día (desayuno, once que es la merienda de la tarde). Si somos estrictos compraríamos 30.000 en pan, pero nos quedaríamos casi sin presupuesto, gastando 95.000 en alimentación en total y nos sobrarían sólo 20.000. Agregándole algo al pan el presupuesto sólo sube más, lo más sabio sería dejar de comprar todos los días y comer menos :(

  • Movilización

La movilización es otro item importante que no se nos debería olvidar, en el caso de Santiago, sólo utilizando el Transantiago durante cinco días a la semana gastamos 18.000 y con esto (para uno de los miembros de la familia) ya nos hemos gastado todo.

  • Gas

Y el gas? No me olvidé del gas. Una familia pobre no cuenta con gas de cañería, así que debe gastar mensualmente en un balón de gas (bombona, cilindro, garrafa) de unos 15 kilos, para la cocina y para ducharse tan solo. Unos 12 o 15 mil pesos más. Aunque se podría comprar un balón de 11 kilos.

Todavía nos falta cubrir varias cosas, el detergente para lavar la ropa (¿unos 5.000 al mes? no estoy seguro), todos los implementos de aseo personal (estos últimos no son un costo mensual por lo cual viene bien no compararlos)

  • Telefonía

Con semejante presupuesto y semejantes ingresos para cuatro personas aparte de ti mismo, no parece muy alentador el panorama que se viene. Pero quizás necesitemos un teléfono. Si necesitamos buscar trabajo probablemente necesitemos una línea para que nos comuniquen el asunto y por supuesto, para estar conectados con la familia y por cualquier tema que haga falta.

Una línea de teléfono local y fija puede costar 15.000 pesos en los proveedores más importantes. Prohibitivo para alguien que se gasta su sueldo en lo básico y aún así no le alcanza por sus bajos ingresos.

A lo que opta la familia pobre promedio es a tener un móvil prepago que puede costar perfectamente (el móvil más barato) unos 12.000 pesos con saldo para llamar incluído y un número al que siempre pueden llamarte.

Como se puede observar, el costo de la vida está por sobre de las posibilidades del salario mínimo, por lo tanto una persona así, no puede vivir sino sobrevivir, endeudándose para mantener el trajín del día (ya vimos que para lo mínimo necesario sencillamente no alcanza).

¿Soluciones?

El sueldo ético no es la solución, ¿pero qué lo es? ¿Cómo emparejar esta cancha?

Muchos dicen que subir aún más el sueldo mínimo no es la solución, y en parte es cierto, se crearía más inflación y las PYME no podrían seguir trabajando al pobre ritmo con que aún viven. En parte por esto mismo surge la “solución” que no es solución del sueldo ético.

Es un problema sistémico sin dudas, que hace que el mismo no pueda mantenerse sin tener a mucha gente en la miseria.

¿Cómo repartir mejor la riqueza y hacer que la gente viva de manera digna al menos?

PD:

Edito para añadir lo del Wage Indicator que compara el poder adquisitivo de todos los sueldos mínimos de latinoamérica, convirtiéndolos en dólares en base, no al tipo de cambio sino a su equivalencia en poder adquisitivo, Joe lo referencia y en TuSalario.org se habla bastante del tema.

This was posted 4 years ago. It has 5 notes and 0 comments.
  1. bip reblogged this from ffuentes
  2. ffuentes posted this